jueves, 23 de julio de 2009

UN PAR

Caminaban conjuntamente,
con alevosía perenne,
disciplina militar.

Fraguaban un cataclismo,
reciprocidad protocolaria,
seísmo indígena con marco de postal.

Veían la vida de color rosa,
cristalina, prístina, artificial,
dos niños asustados que no sabían qué hacían.

No sabían por qué lo hacían,
ni siquiera si lo hacían mal.

Opté por arraigarme al silencio,
bucear entre granos de arena.

¿Quién pudiera emprender marcha silenciosa?
Metamorfosis húmeda hacia fragmento de coral.

1 comentario:

  1. :) volví . Qué tal todo? muy buena la poesía artista!

    Violetcarsons.

    ResponderEliminar

Comenta y ensancha el alma.